¿Y ahora, qué sigue? 19 de julio de 2010

Por: Rebeca Kobelkowsky Sosa

British Petroleum indicó que ya se contuvo el derrame el día de ayer 16 de julio, a casi tres meses de la catástrofe ambiental más severa que ha sufrido el Golfo de México, Barak Obama dijo que a ver si es cierto ¿y los mexicanos? ¿qué vamos a decir?

Hoy en CINVESTAV Mérida, que es un centro de investigación del Instituto Politécnico Nacional, informó que con base en el análisis de imágenes de satélite, el petróleo ya había llegado a las costas mexicanas. ¿Qué dice nuestro gobierno?

¿Por qué la postura de México ha sido sólo de observador? Recuerdo una noticia donde decía que SEMARNAT ya tenía listo un plan de contingencias. Pero ¿es eso suficiente? ¿Qué vamos a hacer ahora?

Según la propia página de British Petroleum, se vertieron al mar 349’544,278.89 (cerca de 350 millones de litros de petróleo, que equivalen a 2’198,574.21 barriles, que es casi el total del petróleo que produce México en un día).

La SEMARNAT está haciendo evaluaciones cotidianas y se monitorea la costa a fin de determinar si hay afectación por el derrame, sobre todo en los manglares, pero las acciones no se deben limitar al monitoreo o a la acción oportuna en caso de detectarse afectaciones. Nuestro gobierno debe iniciar una agresiva actividad legislativa orientada a la regulación de las exploraciones profundas de petróleo y su eventual explotación.

 

No olvidemos al Golfo de México

Por: Rebeca Kobelkowsky Sosa. junio 2010

Aunque vivimos lejos, el desastre en el Golfo de México no debe sernos indiferente pues, finalmente, todos estamos a la orilla del mismo mar (ver el artículo sobre Día Mundial de los Océanos).

El desastre del derrame de la plataforma Deepwater Horizon se debió a una falla en el proceso de excavación de un pozo en aguas profundas, a más de 1,500 m de profundidad.   El derrame de la plataforma Deepwater Horizon tiene ya más de 70 días (desde el 20 de abril) y ha vertido al mar más de 673,497 barriles (94 millones de litros) de petróleo (diariamente se derraman entre 1,000 y 5,000 barriles), además de que se han quemado otros 238,000 barriles (33’320,000 litros) de la superficie del mar.  Esto quiere decir que para tapar un hoyo (remediar el derrame) se han abierto otros 275 que representan quemas controladas del petróleo que flota en la superficie del mar (datos de British Petroleum).

El problema añadido aquí es la contaminación aérea, cualquier esfuerzo que se haya hecho en esta década para disminuir los efectos del calentamiento global pueden haberse ido al traste ya, pues la emisión de CO2 a la atmósfera es brutal: se producen cerca de 2.5 kg de CO2 por cada litro de petróleo que se quema, esto quiere decir que se han producido 83,300  toneladas de CO2 de las quemas controladas.  Esto equivale a 8 veces el CO2 que produjo el volcán islandés de nombre impronunciable o la sexta parte del CO2 que producen todas las aerolíneas europeas en un año; pero eso no es lo más grave, a diferencia del volcán Eyjafjallajoekull, el petróleo quemado también arroja a la atmósfera otros gases indeseables como sulfatos, nitratos y óxido nitroso que es el responsable de la lluvia ácida.

Debido a los productos químicos que se han utilizado para controlar el petróleo superficial, se encuentra ahora mucho petróleo suspendido a diferentes profundidades y esto hace que el problema sea mucho más grave pues en vez de haber una mancha de petróleo flotando en el mar, se tiene una pared de petróleo que ya está dejando manchas en el fondo marino (fuente).

El desastre ecológico es inconmensurable y probablemente irremediable.  Pero también es muy triste la poca atención que le ponemos: no se sabe nada de los animales y plantas afectados; tanto las especies de interés comercial como las especies protegidas están igualmente amenazadas en el corto plazo por los efectos que tiene el petróleo sobre ellas.  Pero en el largo plazo los efectos ambientales en el ecosistema son impredecibles ya que nunca se había tenido un derrame petrolero de esa magnitud, y peor aún, nunca había sucedido que el derrame se produjera  desde el fondo del mar.   Greenpeace estima que entre 400 y 600 especies de animales marinos están siendo afectadas, entre ellas tortugas, delfines, ballenas y aves migratorias.

En la costa de Luisiana se produce la mayor cantidad de ostiones de los Estados Unidos y se calcula que los efectos del derrame podrán tardar hasta 10 años en revertirse, lo que representa una catástrofe económica, pues la gente que habita esa región, al igual que nosotros, basa su economía en la pesca y la maricultura.

La Administración Océanica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) reporta que se han encontrado cerca de 500 tortugas marinas afectadas, 1 cachalote muerto y 50 delfines, todos ellos varados.  No se ha hecho una contabilidad de animales en mar abierto.

Haciendo una reflexión, todo el desastre se deriva de dos problemas subyacentes: 1) nuestra dependencia, y consecuentemente, necesidad constante de petróleo, que nos hace buscarlo en lugares con acceso cada vez más difícil, tales como las aguas profundas de los océanos y 2) la falta de medidas de prevención y contención efectivas ante los efectos de los fenómenos naturales que son cada vez más frecuentes y más intensos.

Hace unos meses se estaba debatiendo la importancia de iniciar la exploración petrolera en aguas profundas en México, debemos considerar las implicaciones de un desastre similar en nuestro mar.  El gasto que hace British Petroleum para contener el derrame es enorme, según su propia fuente, están involucradas en el manejo de la fuga, un total de 44,500 personas, más de 6,563 embarcaciones and cerca de 113 aeronaves.

Tal vez el gasto de inversión de la remediación se podría enfocar a encontrar una solución a largo plazo: dejar de depender de los combustibles fósiles, impulsemos el análisis y la investigación en energías alternativas.

 

 


 

Últimas noticias:

:: British Petroleum intenta ocultar desastre ecológico en el Golfo de México.

:: NatGeo recoge las primeras 36 horas que siguieron al accidente de la plataforma petrolífera.

:: How bad is the oil spill? Flight sheds light on magnitude of disaster.

:: Estremecedoras imágenes captadas por una cámara que burló la seguridad de BP:

 

Videos:

Las estrictas medidas de seguridad puestas por BP no han impedido a John L. Wathen capturar en vídeo y fotografía decenas de delfines e incluso ballenas en el petróleo, algunos muriendo.



 

Web:

Gulf oil Spill Tracker.

Unified Command for the BP Oil Spill | Deepwater Horizon Response

Datos sobre el derrame de crudo en el Golfo de México / NRDC (Natural Resources Defense Council)

 

Fotografías:


:: John L. Wathen publica en fotos el desastre del vertido de BP.

:: The Gulf Coast oil spill / More coverage at: onearth.org/gulfspill

Transmisión en vivo del derrame de petróleo

Como una forma de presionar a la compañía BP, responsable de uno de los derrames de petróleo más grandes de los últimos tiempos, el sitio del comité del cambio climático de la cámara de representantes de EE.UU. decidió colgar este link que transmite en directo un video que muestra en tiempo real el petróleo que sigue emanando de las cañerías subterráneas.

 

 

 

Live from the Ocean Floor: New Oil Leak Widget Features 'Spillcam'.

 

 

Crónicas de Sal y Arena

Webmaster: Edgardo Maya Martínez